martes, 15 de mayo de 2007

EL BAÑO DE SUSANA



A partir del Renacimiento, el episodio bíblico de la mujer casta acusada falsamente de adúltera y lasciva por los mismos hombres respetables y vengativos a los que había rechazado por repugnantes, fue utilizado por los pintores para mostrar el placer erótico con el regusto de lo prohibido. A pesar de su notorio rechazo, la tentación del adulterio no parece extrañar mucho a la seductora Susana que parece estar indecisa. Incluso provocativa.

Por el contrario, la versión que pintó Artemisa Gentileschi (una artista del siglo XVII) muestra la perspectiva de una mujer desesperada. A los 16 años, Artemisa fue violada en el taller de su padre por Agostino Tassi, un hombre que gozaba de la total confianza de la familia. De resultas de la agresión, Artemisa cayó enferma.

No fue hasta el año siguiente que su padre denunció a Tassi por estupro y por el robo de unos cuadros. En el proceso, Artemisa fue torturada con un empulgador para verificar su testimonio y aún así, a Tassi sólo le cayo una ridícula pena, mientras que ella tuvo fama de licenciosa el resto de su vida.

En la obra de Gentileschi, el desnudo de Susana tiene más que ver con el realismo de Courbet que con el modelo de belleza veneciano de Tintoretto. Y su rostro es una mueca de asco y horror.

En cambio, para la mayoría de los pintores que han tratado el tema (desde entonces hasta ahora) esas emociones pasan desapercibidas. Susana casi siempre aparece hablando con sus verdugos o mientras se recrea en su belleza sin saber que es observada. A veces, incluso sonriendo.

¿No os parece curioso?

2 comentarios:

kasi_siempre dijo...

Evidentemente, parece que para Artemisa -pintora hembra- era mucho más sencillo meterse en el personaje que para el resto de los pintores machos. Mucho tendría que ver su experiencia personal, pero aparte de eso, yo creo que está más que demostrada una mayor empatía y sensibilidad hacia determinados asuntos, por parte de las mujeres, que por parte de los señores -no se sienta nadie ofendido, que otras bondades tendrán ellos que no tengamos nosotras-.
Besitos, wpa!

CIERTA DESCONOCIDA dijo...

Perdona la correción pero el nombre correcto es Artemisia. Muy bonito tu blog.
un beso