martes, 1 de enero de 2008

AÑO NUEVO, VIDA NUEVA

Desde hoy, mi mesa de trabajo tiene otra orientación.

Cuando levanto la vista de la pantalla ya no me quedo mirando los edificios de enfrente, tan conocidos, sino que mis ojos pueden perderse a lo lejos por una ancha avenida y distinguir a lo lejos, muy a lo lejos, las montañas.

Es parte de esa nueva vida que empieza. Y empieza bajo los mejores auspicios. Los astros avisan de que el cambio esperado por tanto tiempo posiblemente ocurra. Y la rueda de la fortuna asciende a toda marcha hacia la victoria, impulsada por el presagio de un nuevo ciclo vital.

Es hora de librarse del exceso de equipaje. Dejar al borde del camino ese peso muerto que lastra nuestros pies. Si queremos seguir adelante, solo debemos llevar con nosotros aquello que vamos a necesitar, aquello que nos va a ayudar en el camino. Lo demás, simples souvenirs que un día guardamos creyendo ingenuamente que podríamos conservar en ellos el sabor de un momento, solo son objetos prescindibles en cuanto ese sabor se vuelve rancio. No hay que llorar por ellos.

Lo importante es no perder de vista las montañas. Por eso me alegro de haberlas recuperado. Aunque no sé si algún día conseguiré llegar a la cima, de nuevo estoy en la ascensión. De eso se trata.

5 comentarios:

Isabel dijo...

De acuerdo en todo Gloria y unos propósitos estupendos ¡Manos a la obra! y a no perder la vista.
Voté por ti, me gustó mucho tu contenido relato, tenía muchas buenas historias dentro; ¡esos son los buenos! Felicidades.

"el rudo" dijo...

Fácil de decir pero casi imposible de llevar a cabo. Todo lo que vamos acumulando es por algún motivo y deshacerse de ello no deja de ser un intento de ruptura con el pasado. Yo no se si lo llamaría lastre.
Te diré que yo, como buen cáncer, lo guardo todo. Tengo la caja de herramientas llena de tornillos y cosas raras que nunca utilizo ni utilizaré. Pero cuando después de 4 o 5 años-cuando necesito sitio para cosas nuevas-me decido a tirar algo, en un 50% de los casos, al poco tiempo lo hubiera necesitado. Que no nos pase lo mismo con nuestras vidas.

kasi_siempre dijo...

Es bueno desembarazarse de lo que ya no nos sirve -pese a lo que diga el Rudo, menos mal que yo soy "tirona", que si por él fuera...- Aunque hay veces que nos empeñamos en conservar cosas, situaciones, personas, que no sólo ya es que no necesitemos, sino que además son verdaderas bolas de hierro que llevamos atadas al tobillo por medio de un grillete. Con lo que eso implica (...)
Buena idea la de cambiar la orientación de tu mesa, donde esté una miradita que se pierda a lo lejos, que se quite cualquier fachada por bonita que sea.
Besito y felices y cumplidos Reyes Magos.

Palimp dijo...

Me alegro que tu vista sea hacia lo alto. ¡¡Adelante, siempre adelante!!

Anónimo dijo...

me uno para desearte un genial 2008. Besotes dedsde Hamburgo. Anabel