viernes, 12 de octubre de 2007

¡QUE SEAS FELIZ!




Que seas feliz, feliz, feliz…
Es todo lo que pido en nuestra despedida.
No pudo ser, después de haberte amado tanto,
Por todas esas cosas tan absurdas de la vida.


Siempre había soñado con oír esas palabras como adiós. Yo las he utilizado a menudo. Cuando algo realmente pudo ser y no fue, poco importa que lo absurdo esté en nuestra vida o en la del otro. Una desea prolongar el brillo de la mirada reflejada en los ojos del otro aunque sea en la distancia.

Pero nunca antes me había pasado. Es curioso escuchar en otros labios las palabras que tú misma has robado de una vieja canción. Aunque no sea la primera vez que por esa boca salen palabras que podrían ser tuyas. Las cosas absurdas de la vida nunca acaban de tener explicación.

Por eso, es mejor no intentar comprender y dejarse llevar por la suave melodía que, por una vez, podría ser cierta…

Siempre podrás contar conmigo.
No importa donde estés
Así que ya lo ves,
Quedamos como amigos.

Y en vez de despedirnos con reproches y con llantos
Yo que te quise tanto
Quiero que seas feliz, feliz, feliz…

3 comentarios:

AMATISTA dijo...

Hola frida,, me encanta lo que as escrito .besitos guapa

kasi_siempre dijo...

Preciosa canción y preciosa reflexión. A casi todos nos dice algo esa letra, seguro...
También me ha sido grato descubrir que formas parte de "En sentido figurado" (ahora me doy cuenta que lo tienes vinculado ahí mismito), entré ayer a través de Guillermo. Me encanta esa revista, de verdad... Ahora soy yo la que reflexiono y me pregunto: ¿Porqué se pasea libremente tanta basura por los quioscos, y joyitas como "En sentido figurado" están destinadas a vivir en estado de semicautividad en el ciberespacio?
Totalmente injusto.
Va a ser verdad aquello de que la hamburguesa y el perrito caliente son comida para todos -lo digo con respeto pero con contundencia, yo también lo como...- mientras que las delicatessen son sólo para unos pocos paladares exquisitos.

Besillo, Frida, guapa!

"el niño de la estación" dijo...

De acuerdo con kasi siempre, como casi siempre.
Respecto a tu cronica de una despedida, decir lo siguiente:
Una patada en el culo siempre será una patada en el culo, la vistamos como la vistamos. Pero quien la dá también tiene que tener el suyo en guardia... por si acaso...