jueves, 25 de octubre de 2007

FIESTA

El enemigo es por definición alguien que no tiene nada mejor que hacer que tocarte los huevos. Con la tenacidad propia de quien dispone de todo el tiempo del mundo para dedicarlo a sus propósitos te persigue por cualquier ámbito de actividad en la que te desenvuelvas con el único propósito de fastidiarte.

Da igual como intentes luchar con él. Puedes enfrentarte en buena lid y romperle la cara, a ver si se acobarda. Puedes optar por denunciarlo públicamente, a ver si se avergüenza. O puedes imitar sus artes y convertirte tú misma en alguien despreciable, para que pruebe de su propia medicina. Da igual, él sigue ahí, dando por saco, abusando de la impunidad que le da el Código Penal y sus prescripciones contra el crimen puro y duro.

La clave está en el tiempo. Hay gente para la que parece que no pasa. Siguen siempre en un estadio de larva, sin llegar a desarrollarse y madurar. Por eso, son pacientemente vengativos, absurdamente rencorosos, persistentemente ofensivos, como si sus vidas no tuvieran más objeto que lavar pretendidas afrentas, merecidos castigos y restituidas vejaciones.

Solo son unos desgraciados. Y lo son porque son dignos de lástima. No se dan cuenta de que en la vida hay muchos más placeres que infligir un daño inútil. Que el sabor del mal amarga todos los manjares de la vida. Por eso, lo mejor es hacer tuyo el dicho “no ofende quien quiere, sino quien puede” y despreciar olímpicamente su presencia.

La vida es demasiado corta para desperdiciarla en quién no merece la pena.


4 comentarios:

kasi_siempre dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Hay tantas cosas y personas interesantes a las que prestar atención, que no creo que merezca la pena desperdiciar un solo segundo en la vida con quien no lo merece en absoluto. No vale la pena ni mostrarse hostil con esas personas, es desperdiciar una energia preciosa y muy válida para otras funciones.
Besote gordo, Frida.

"el niño de la estación" dijo...

¡¡¡AMEN!!!

green dijo...

Hola casi casi de acuerdo , ten en cuenta que el enemigo tambien se esconde bajo la piel de cordero y ese si que te jode ....besos Frida sigue deleitandome con tus escritos.GREEN

LA REVOLUCION BOHEMIA dijo...

Hola Frida. Hoy nos hemos conocido en el chat del curso de novela. ¿Qué tal todo?. Me ha encantado tu visita por mi blog, y me alegro de que te gustara. Yo estoy echando un vistazo al tuyo, y de momento va la cosa bien. Me voy a casa y mañana lo termino de ojear. Ya nos veremos. Un saludo.